Mi Primer Tesoro de juegos Haba

37,50

Clásico juegos reunidos de la marca Haba. Selección maravillosa de 10 juegos diferentes. Recomendado a partir de 3 años.

Hay existencias

Descripción

Mi Primer Tesoro de juegos es un Pack con 10 modalidades de juegos diferentes. Encontrareis un surtido de juegos de mesa y de cartas clásicos y nuevos juegos de memoria, running y colores. Con 37 piezas de madera y tableros con impresión de doble cara.

¿Quién sabe cómo ayudar mejor al campesino Tino? ¿Dónde se han escondido los animales de la dehesa? Estos 10 juegos de reglas sencillas y corta duración posibilitan un acceso exitoso al mundo de los juegos.

Con estos clásicos, cooperativos y emocionantes juegos de tablero, de memoria y de cartas, el tiempo se pasa volando.

Contenido: 3 caballos, 3 vacas, 3 cerdos, 3 ovejas, 2 manzanas rojas, 2 ciruelas, 2 huevos, 2 pedazos de queso, 2 hojas de lechuga, 2 zanahorias, 1 campesino, 2 dados, 9 estrellas, 1 luna, 2 tableros de doble cara, 32 cartas de juego, 32 cartas de memoria, 4 listas de la compra, 3 discos de granja, instrucciones del juego.

Autores: Markus Nikisch y Johannes Zirm
Ilustradores: Roger de Klerk

Duración del juego desde: 10 min
Número de jugadores :2 -6

Mi Primer Tesoro de juegos está recomendado a partir de 3 años

HABA es una empresa alemana fundada en el año 1938, la mayoría de sus juguetes de madera se fabrican la sede central de Bad Rodach (Alta Franconia). En ella, muchos técnicos de la madera, torneros, barnizadores, herramentistas y toda una serie de colaboradoras y de colaboradores se ocupan de que de las tablas de madera salgan juguetes que iluminarán los ojos de los niños.
La filosofía de HABA se basa en un principio simple: los niños son lo más importante que tenemos. Sin embargo, no es una tarea exclusiva de los padres proporcionarles valores fundamentales, educarlos como personas autónomas, creativas e imaginativas. Los niños crecen más bien en un denso entramado de relaciones. Los hermanos, los amigos, las educadoras y los educadores, todos poseen un determinado influjo en el desarrollo de los niños. Pero no solamente las personas, sino también las cosas que rodean a los niños y el entorno en el que crecen determinan el desarrollo infantil desde el primer día.