Patito Saro Nature

15,90

Patito de caucho natural 100% sin agujero perfecto como mordedor y como juego para el baño. Recomendado desde los 4 meses.

Hay existencias

Descripción

El Patito Saro Nature es un mordedor de caucho natural 100% y a la vez un mordedor perfecto para aliviar sus encías. Tiene un tacto suave, un tamaño y forma perfecto para las manos de los más peques.

Como la seguridad de los peques es lo primero, este patito no tiene agujeros: puede usarse en el agua, evitando la aparición de bacterias.

El Patito Saro Nature es un juguete sensorial eco-friendly.

Es un mordedor completamente estanco, puede sumergirse en el agua sin el riesgo de que entre agua dentro, manteniéndose libre de moho y bacterias.

Cuidados: Evitar dejar el juguete bajo la luz solar directa durante mucho tiempo: la temperatura alta y la exposición prolongada a la luz solar pueden deteriorar el juguete y alterar sus colores naturales.

No se debe esterilizar.

Para mantenerlo limpio solo hay que mojarlo con agua y lavarlo con jabón neutro. Nuestros juguetes son 100% naturales.

Categoría bebé

Un poco de información sobre los juguetes de baño y los agujeros.

De toda la vida, los juguetes de baño son una gran manera de hacer el momento de ir a bañar sea de lo más divertido.

Les encanta jugar e inventar historias en el agua y a ti verlos disfrutar chapoteando.

La mayoría de los juguetes para el baño, disponen de un agujero en su parte inferior, cuya finalidad es sacar el agua que se ha ido depositando dentro de ellos, en los ratos que están a remojo, durante los momentos de baño.

Este agujero es la puerta principal por donde el agua entra al interior de los juguetes, permaneciendo allí mucho tiempo después.

Una vez dentro, la combinación de humedad y calor crea un lugar perfecto para que el moho crezca y se deposite en las paredes del juguete.

Si tienes juguetes en casa con agujeros te recomiendo en primer lugar lavar con vinagre cada uno de los juguetes, para desinfectarlos, y después, aclarados y sellar con silicona (no tóxica)

Saro se fundó en 1976 con la filosofía de ayudar a los padres en el cuidado de sus hijos aportando soluciones prácticas y reales, así como acompañar a los bebés en sus primeros y determinantes años de vida, estimulándoles y garantizándoles la serenidad que necesitan.

Cuentan con especialistas que estudian las necesidades de los bebés, para desarrollar los productos que mejor se adaptan a cada una de sus etapas, fomentando su crecimiento motor, psíquico y afectivo.