Acerca de Manitú

Hace ya unos cuantos años, Manitú apareció en mi vida, no con este nombre, pero sí la esencia de lo que hoy se esta convirtiendo.
Un día me pregunté que es lo que me gusta y que es lo que mejor se me daría para poder dedicarme a ello.
Lo tuve clarísimo, yo sería feliz en una juguetería, rodeada de magia.
La decisión ya estaba tomada iba a darle vida a Manitú.
Me preparé para ello hice cursos de emprendimiento y me especialicé en la búsqueda de artesanía y fabricas pequeñas nacionales, porque creo en nuestra capacidad como jugueteros y apuesto por ello.
Ha sido un camino difícil, mucho, muchas veces casi desisto, luego me di cuenta que puede haber un día pésimo, dos, tres… pero que aunque sea al cuarto, se encuentra una solución, a veces, increíblemente mejor que la primera apuesta.
Encontrar juguetes y material didáctico 100% nacional no ha sido una tarea fácil, mas bien lo contrario, eso sí, cuando “aparece” algo increíble, algo que llevaba buscando tiempo con esa calidad que yo busco y esa esencia mágica que van a tener la mayoría de los juguetes de Manitú, compensa totalmente esas horas, esos días interminables….


Manitú es mi sueño, lleno de magia, una juguetería con alma, cada juguete, cada artículo lo he escogido personalmente, me he puesto en contacto con cada artesano/a y con cada pequeña fabrica y les he hablado de mi proyecto, forman parte de Manitú, les doy las gracias por todo su apoyo y por su paciencia.
Tengo la grandísima suerte de estar rodeada de familia, compañero de vida y amigos/as que me han apoyado en cada una de mis decisiones y que me animan y creen en mi proyecto tanto como yo.
Espero que os guste, espero que cuando entréis en Manitú sintais esa magia que os quiero ofrecer.
¡Bienvenidos!