Magic school -cooperativo, memoria

8,95

Hay existencias

Descripción

El objetivo de Magic School es cumplir al menos 10 misiones mágicas

Sois jóvenes aprendices que sueñan con convertirse en Grandes Magos. Para ello, debéis cumplir al menos 10 misiones. Estas son colectivas y deberéis cooperar para lograrlo todos juntos. Para cumplir una misión, debéis asociar los objetos mágicos con sus propietarios, y reunir las dos cartas correspondientes.

Preparación del juego: se barajan todas las cartas y se colocan en un montón boca abajo sobre la mesa. Durante el juego, los jugadores sacan cartas y las colocan unas al lado de otras sobre la mesa, formando filas de cuatro cartas para formar al final un cuadrado de cuatro por cuatro cartas.

Empieza el jugador más joven. Luego, se juega en el sentido de las agujas del reloj. En su turno,
el primer jugador coge la primera carta del montón, se la enseña a todos los jugadores y la coloca boca abajo sobre la mesa.
El segundo jugador coge una carta y se la enseña a todos los jugadores:
– Si la carta puede asociarse con la carta ya colocada sobre la mesa, el jugador la pone sobre esta boca arriba. Así, se crea un par y ya no será posible colocar cartas encima
de este.
– Si la carta no puede asociarse con la carta ya colocada sobre la mesa, el jugador la pone boca abajo sobre la mesa. En los siguientes turnos, si hay varias cartas boca abajo sobre la mesa, el jugador elige sobre cuál colocar su nueva carta si cree que puede crear un par.
Se sigue la ronda hasta que no queden cartas en el montón.

Fin de la partida: la partida termina cuando se hayan colocado todas las cartas sobre la mesa, es decir, cuando se haya formado un cuadrado de cuatro por cuatro cartas, con dos cartas en cada lugar. Entonces, se comprueban los 16 pares creados. Si el objeto mágico y su propietario se han asociado correctamente, se ha cumplido la misión.

+32 cartas.

1-6 Jugadores

Recomendado a partir de 6 añosDjeco ha creado una colección de juegos de cartas muy originales y entretenidos. Si estás algo cansado de los juegos de cartas tradicionales, descubre cada una de estas barajas.
Con diseños muy divertidos y alegres, con ellos pueden aprender a la vez que se divierten.
Los juegos de cartas agudizan las habilidades de observación, te hacen pensar sin darte cuenta, desarrollan la memoria a la vez que estimulan la conversación. Por ello, estos juegos de cartas son ideales para jugar en familia o con amigos.

Véronique Michel-Dalès creó Djeco en 1954, una época en la que pocas mujeres se lanzaban a emprender este tipo de aventuras. Creó juegos de aprendizaje bonitos, inteligentes y lúdicos a la vez, los juegos Djeco, en referencia al gecko, el pequeño lagarto de la suerte, tienen muchísimo éxito y en los años sesenta son recompensados con premios Óscar al mejor juguete. Luego su hijo en 1997, dotado de una sensibilidad artística poco común en el universo de los juguetes, inventa una colección de juegos educativos. Primero, comienza con rompecabezas, juguetes de madera, rompecabezas de cartón y más adelante, amplía las gamas con juegos de cartas y juegos de sociedad.

Sus juguetes son sometidos a pruebas largas y complejas, cumpliendo con las exigencias de la norma europea EN71 y el reglamento REACH. La marca «CE» inscrita sobre los envases indica que el producto cumple con las normas.